Termos y calefacción

En pleno siglo XXI, son muchas las opciones que existen en el mercado para conseguir agua caliente y calefacción en el hogar. Hasta no hace mucho, las calderas de gasoil eran la mejor inversión, pero con la llegada del gas natural, las calderas pasaron a usar este nuevo combustible, sobre todo por su comodidad.

Sin embargo, en el mundo de la calefacción está irrumpiendo con fuerza un nuevo combustible: los pellets. Son un producto totalmente natural, catalogado como biomasa sólida, el cual está formado por cilindros muy pequeños, de unos pocos milímetros de diámetro. Elaborados a partir de serrín natural seco, sin ningún aditivo, ya que se utiliza la propia lignina que contiene el serrín como aglomerante, comprimiendo el serrín a una alta presión para formar el pellet, lo que hace que los pellets tengan una composición muy densa y dura. Consiguiendo con ello un gran poder calorífico. Además, las calderas de pellets, por el momento, son las que ofrecen este servicio de calefacción a mejor precio.

El pellets, así como el gas natural o el gasoil, se pueden usar para la calefacción y agua caliente de cualquier vivienda, bien se una vivienda unifamiliar, una comunidad de vecinos, una empresa, una piscina, una industria o cualquier otro edificio. Para ello se usan  calderas especiales para pellet, las cuales son muy cómodas y fáciles de usar, ya que los pellets pueden transportarse y usar de la misma forma que cualquier combustible líquido, pero con muchas más comodidades.

caldera de pellets

Termos y calentadores de agua

Las calderas pueden ser la solución también para el agua caliente, pero es cierto que todavía hoy son muchas las personas que prefieren un termo eléctrico o, incluso, de butano, pues esta última opción es, sin duda, la más económica para conseguir agua caliente, ya que el precio de la bombona todavía no es excesivamente caro.

Los termos eléctrico solo requieren conectarlo a la red de agua sanitaria y enchufarlo a la corriente. Aunque no ofrecen agua caliente ilimitada como los calentadores de gas, existen multitud de modelos de diferentes capacidades para calentar y acumular el agua necesaria para satisfacer el consumo de todo tipo de hogares: desde pequeños estudios o segundas residencias de uso ocasional, hasta el día a día de familias numerosas. En el mercado, y en las diferentes marcas, existen opciones que van desde los termos de 15 litros (para una sola persona), a termos de 100 litros, o incluso 200, que suelen ser los más grandes. Aun así, los más comunes son los de 50 y 80 litros. ¿Cómo elegir la mejor opción?

  • La capacidad de la cuba es una de las características que debes tener en cuenta para elegir el termo. Una persona utiliza de media unos 30 litros de agua al día.
  • La dureza del agua (la cantidad de cal que contiene) determina el tipo de resistencia.Si el agua de tu zona tiene mucha cal elige una resistencia envainada.
  • Para aumentar la duración del termo. Llama a un fontanero para que revise anualmente el ánodo de magnesio.

termo eléctrico

El gas butano o natural

Los calentadores de gas suministran agua caliente de forma instantánea para que puedas utilizarla siempre que la necesites. Para elegir el calentador más adecuado para tu hogar tendrás que tener en cuenta diversos factores como el combustible que utilizas en casa (gas natural o butano), tu consumo de agua caliente sanitaria para determinar su capacidad de producción o el tipo de encendido. Los calentadores de encendido electrónico son los más cómodos de utilizar ya que, a través de unas pilas, el calentador se enciende automáticamente en el momento en que detecta demanda de agua caliente. La elección ya está a gusto del consumidor, siempre que tenga la instalación de gas natural en casa. El butano es más económico, pero hay que estar pendiente de tener siempre una bombona de reserva para no quedarse sin agua caliente a media ducha…

Calentador_Gas_Butano_DEKSIA_4